Perú: el #Covid19 mató al payaso Chupetín



En un ataúd blanco con lunares de colores y con cientos de homenajes en las redes sociales, los ciudadanos de Huancayo, en Perú, despidieron al querido payaso Chupetín, quien falleció tras pelear contra el Covid-19. Willian Rojas Tovar, conocido en el mundo artístico como Chupetín, batalló casi dos semanas contra la enfermedad, pero finalmente no pudo superarla.

Las imágenes difundidas en las redes sociales previo al entierro del alegre personaje, mostraron el cajón con coloridos lunares, llevado por varias personas también disfrazadas como payasos, en el que fueron enterrados sus restos. El ataúd simboliza la alegría y el buen ánimo que siempre caracterizó a Rojas Tovar.

Los familiares y amigos le dieron el último adiós en una ceremonia reducida, de acuerdo con las disposiciones del Estado por la emergencia sanitaria en la región Junín. Su hijo mayor, Paolo Rojas de la Cruz, recordó conmovido a su padre: "Él siempre logró lo que quiso y nunca tuvo enemigos, al contrario, ayudaba en todas las labores sociales".


El amor por su vocación era tal, que en 2016 se casó maquillado como payaso, con la mujer de su vida. Ella también dio positivo por coronavirus y está internada pero estable, sin mayores complicaciones. En los últimos meses la pandemia había afectado la economía del comediante, por lo que tuvo que ingeniárselas para pagar sus deudas con la venta de granadillas y paltas.

Incluso había transformado su famoso Payasomóvil en una combi anticovid-19 para hacer reparto de frutas a domicilio.