Preocupacion en Hyundai con esta suv que huele a medias viejas


Los fabricantes de autos dedican horas y muchos recursos al aroma que tienen los interiores de sus modelos.

Casi todos tienen un departamento que se dedica exclusivamente a eso y algunos llegan a diseñar un perfume que se identifique con la compañía.

Pero a veces la combinación de algunos materiales con pegamentos y resinas ocultas pueden traer efectos no deseados y muy desagradables.

Eso es lo que está pasando a Hyundai en los Estados Unidos con uno de sus últimos lanzamientos, el SUV Palisade, que viene acumulando críticas de usuarios por cómo huele su interior.



Esta queja se multiplica en varios foros online, en donde se encuentra un gran número de propietarios que se quejó de un olor extraño en el interior del Palisade.

Uno de ellos hace hace mención a que los asientos del SUV más grande que Hyundai vende en los EE.UU. huelen "muy mal", según consigna el sitio especializado Autoblog.

"Los asientos huelen a medias viejas", dice uno de los posteos.

Otro comparó el olor con el del "repollo con ajo picante", que es extrañamente específico, aunque el ajo aparece mucho en las publicaciones que describen el olor.

Algunos pensaron que provenía de las alfombras del piso, pero reemplazarlas no lo eliminó.

Otros creen que está relacionado con el calor (cuanto mayor es la temperatura ambiente, más apesta), con la tapicería o com los elementos del del cinturón de seguridad.

Muchos culpan a los apoyacabezas.

Para algunos, desaparece con el tiempo; para otros, no es así.

Pero lo cierto es que Palisade no siempre huele bien.

Desde la web Cars.com puntualizó que el mal olor solo puede estar presente en las versiones Limited, las más lujosas de la gama, que vienen equipadas con un interior de color claro y tapicería de cuero Nappa.