Boca prepara una Bombonera "segura" y piensa en un amistoso contra Tigre

La reanudación del fútbol argentino ya tiene fecha para fines de septiembre. Pero el primer objetivo de Boca es la Libertadores, que arranca a mediados del mes próximo, y en el club trabajan en la la Bombonera para cumplir con todos los requisitos que dispuso Conmebol. Y si bien hay tiempo porque el equipo de Miguel Ángel Russo jugará sus primeros dos partidos copero como visitante (Asunción y Medellín), la idea es probar el protocolo en un amistoso que se programará para las próximas semanas.

El club instaló tras firmar un convenio un sistema sanitizante en los ingresos de Brandsen 805 y la intención es sumar al menos dos más de los túneles sanitarios en los acceso a de los planteles. También se instalarán en las puertas del Complejo Pedro Pompilio, del Polideportivo Quinquela y del predio de Ezeiza.

Además de las cabinas, que serán una suerte de peaje inevitable para cada persona que ingrese a las instalaciones del club, también se repartirán columnas/tótems con dispensers de alcohol en gel y de limpieza.

La intención de Russo es disputar en 10 días un amistoso ante Tigre -también está en una concentración sanitaria- en el estadio y se tomaría como prueba piloto para lo que serán los encuentros por el torneo doméstico.