Isla de Brasil reabre sus puertas solo a visitantes que hayan tenido COVID-19



La isla Fernando de Noronha -un archipiélago a 350 km de la costa noreste de Brasil- cerró sus playas hace cinco meses para detener la propagación del nuevo coronavirus. Las autoridades anunciaron que planean abrir al turismo a partir del 1 de septiembre pero con una condición: recibirán solo a visitantes que hayan tenido coronavirus.

Los funcionarios dijeron en una publicación en la cuenta de Instagram de la isla que comenzaría a reabrir en fases con estrictos controles sanitarios para "garantizar la protección de todos".



"En la primera fase, solo se permitirá desembarcar a turistas que hayan tenido COVID-19", dice el comunicado oficial. Los visitantes deberán presentar un resultado positivo de la prueba del virus junto con el pago del impuesto por conservación ambiental de Fernando de Noronha.

"Estamos reabriendo responsablemente, con precaución y sin prisa", dijo el administrador del archipiélago, Guilherme Rocha, en una conferencia de prensa.