TikTok hace público su código


En medio de la tormenta y las dudas sobre la privacidad en su popular plataforma, TikTok ha dado un paso firme a favor de la transparencia: la compañía abre su código y muestra los algoritmos que utiliza para ordenar y compartir los vídeos de los usuarios, permitiendo a los expertos ver sus políticas de moderación “en tiempo real”.

En un comunicado, el CEO de TikTok, Kevin Mayer, hace un resumen de los logros de la compañía y dice que con el éxito “viene la responsabilidad y la rendición de cuentas”. “Toda la industria ha sido objeto de estudio, y con razón. Sin embargo, nosotros hemos recibido aún más análisis, debido a los orígenes chinos de la compañía”, añade.

“Aceptamos esto y aceptamos el reto de dar tranquilidad a través de una mayor transparencia y responsabilidad. Creemos que es esencial mostrar a los usuarios, anunciantes, creadores y reguladores que somos miembros responsables y comprometidos de la comunidad americana que sigue las leyes de los Estados Unidos”, subraya Mayer.


El CEO invita al resto de la industria a dar el mismo paso que ellos: “Creemos que todas las empresas deberían revelar sus algoritmos, políticas de moderación y flujos de datos a los reguladores”.

Además hace alusión a sus rivales: “En TikTok damos la bienvenida a la competencia. Creemos que la competencia justa nos hace a todos mejores. A aquellos que deseen lanzar productos competitivos, les decimos que lo hagan”. “Pero enfoquemos nuestras energías en una competencia justa y puesta al servicio de nuestros consumidores, en lugar de enfocarnos en ataques malignos a nuestro competidor, Facebook, disfrazados de patriotismo y diseñados para poner fin a nuestra propia presencia en los EE. UU.”, asevera.

Y, haciendo referencia probablemente a la audiencia en la Cámara de Representantes de Estados Unidos a los GAFA -Google, Apple, Facebook y Amazon- afirma que ellos no esperan “a que llegue la regulación” y lanzan un Centro de Transparencia y Responsabilidad para las prácticas de moderación y datos. “Esto nos pone un paso por delante de la industria, y animamos a otros a seguir su ejemplo”, insiste Mayer.

Concluye asegurando que TikTok seguirá siendo “una plataforma segura para las decenas de millones de familias americanas que se divierten con ella”.