Kicillof y Larreta preparan el terreno para volver a fase 1


No hay plazos, ni certezas. Trasciende como fecha clave las primeras dos semanas de julio para definir la vuelta o no a la fase 1. El rol de mediador del Presidente volverá a ser clave. Los especialistas de ambas administraciones y del Gobierno nacional van a analizar la evolución de contagios de los próximos días, y su composición, para tomar una decisión. Lo que hay, por el momento, es un consenso entre la Ciudad y la Provincia de endurecer la cuarentena el menor plazo posible.

“Frenar y arrancar las veces que sea necesario. Cerrar, amesetar y abrir de nuevo, y así”, explican desde la administración bonaerense. “Cerrar dos semanas y volver a abrir”, abundan, por su parte, desde el Gobierno porteño.

“Hay que empezar a abrir el paraguas para las próximas tres semanas”, agregó un protagonista de la reunión de ayer sobre la posibilidad de endurecer el confinamiento. No va a ser de un día para el otro. “No nos va a temblar el pulso”, remarcó Rodríguez Larreta una y otra vez en la conferencia de prensa.