Comió #sushi en mal estado y le creció un gusano

Una mujer de 25 años que presentó dolores de garganta durante cinco días concurrió a un centro de salud para ser atendida y los médicos se mostraron sorprendidos por lo que descubrieron: un gusano de casi cuatro centímetros estaba alojado en una de sus amígdalas, lo que le provocaba los síntomas que describió a los profesionales. El caso fue publicado en la tradicional revista de divulgación norteamericana The American Journal of Tropical Medicine and Hygiene y firmado por los médicos Sho Fukui, Takahiro Matsuo y Nobuyoshi Mori, todos japoneses del Hospital St Luke’s International de Tokio.

“El cuerpo del gusano era negro, de 38 mm de largo, 1 mm de ancho, y estaba mudando la cutícula externa. La PCR de ADN y el hecho de que el gusano estaba en exudación reveló que este gusano era una larva de cuarta etapa de Pseudoterranova azarasi”, señala el documento. El anélidos es similar a lo que comúnmente se conoce como lombriz.

El informe continúa con la descripción del caso: “El Pseudoterranova es un nematodo poco común de la familia Anisakidae. Anisakis simplex, un tipo importante de la familia es un gusano redondo blanco que causa enfermedades gástricas, intestinales, ectópicas y alérgicas. Al igual que Anisakis, Pseudoterranova infecta predominantemente en el estómago después de consumir larvas de tercera etapa en peces marinos crudos o poco cocidos, y se han notificado más de 700 casos en Japón, los países del Pacífico Norte, América del Sur y los Países Bajos”.
Leer más