Al hijo del cazador de cocodrilos lo mordió una serpiente

Robert Irwin, el hijo del recordado "cazador de cocodrilos" Steve Irwin, que murió en 2006, no solo heredó de su papá los rasgos físicos, también su pasión por los animales. El joven, de 16 años, trabaja en el zoológico de Australia y tiene su propia serie documental en la que interactúa con la fauna. En las últimas horas, compartió un video en el que se ve cómo una pitón lo atacó en la cara y comparó el episodio con uno que le ocurrió a su papá.

"Me trajo recuerdos divertidos de una situación muy similar que sucedió décadas antes en uno de los documentales originales del cazador de cocodrilos", contó el australiano en su cuenta de Instagram (@robertirwinphotography). Y bromeó: "Tal vez es la forma de agradecer haber sido rescatada (en relación a la serpiente)".

Para sorpresa de sus más de dos millones de seguidores, Robert editó el momento de la mordida junto al video de un ataque que vivió Steve muchos años antes. Y la similitud de las imágenes es notable.

La filmación fue realizada para el programa ¡Crikey! Son los Irwin que se transmite por Animal Planet. Al comienzo del material se ve al joven que saca al reptil de una bolsa y le pregunta: "¿Vas a ser gruñona o amable?".

Mientras manipula al animal, el hijo de Steve habla a cámara y explica que es un animal de un tamaño considerable. En ese momento dice: "Debo admitir que cuando encontré a este animal por primera vez". Y es ahí cuando la pitón lo ataca.



Finalmente, Robert compartió una foto partida de su papá y de él tras la mordedura y ambos quedaron con una herida muy similar en sus rostros. La publicación fue un éxito, con más de 350.000 "Me gusta" y más de 5000 comentarios en la red social de la camarita.

Robert recuerda frecuentemente en Internet al "cazador de cocodrilos", que murió el 4 de septiembre de 2006 a los 44 años, después de que una raya le perforara el corazón mientras filmaba una película documental titulada Ocean’s Deadliest.

Pese a que solo pudo compartir con él los dos primeros años de su vida, el joven australiano siente una gran admiración por su padre y la carrera que hizo. "Papá trajo a estos animales incomprendidos (los cocodrilos) al mundo y les mostró a todos lo increíbles que realmente son. Su pasión por estos dinosaurios modernos es lo que nos inspira todos los días para continuar su mensaje sobre la importancia de esta especie clave", contó en uno de sus posteos junto a una foto en la que se puede ver al recordado Steve Irwin tratando de domar al reptil.

Paradójicamente, en otra de sus publicaciones se observa al joven recreando aquellas temerarias escenas, que siempre terminaban con el cocodrilo rendido a los pies de su padre. Al parecer, la valentía y el amor por los reptiles es un legado de los Irwin. /TN