Un supermercado quiere comprar TikTok

TikTok empieza a oler a cadáver y las grandes corporaciones de Estados Unidos sobrevuelan su próxima presa. En un giro inesperado, el gigante minorista estadounidense Walmart anunció este jueves que se ha asociado con Microsoft en las negociaciones para comprar la meteórica plataforma de vídeos china, amenazada por el presidente Donald Trump con ser prohibida si no transfiere sus negocios a manos estadounidenses. Una señal más de la impredecible guerra fría tecnológica entre Estados Unidos y China.

Ayer mismo, el canal CNBC anunciaba que la compra de las operaciones de TikTok en EEUU, Canadá, Australia y Nueva Zelanda podría cerrarse la próxima semana en una operación que oscilaría entre 20.000 y 30.000 millones de dólares. Solo en EEUU cuenta con más de 100 millones de usuarios.

Con esta alianza, el gigantes de los supermercados podría dar el salto al mundo de las redes sociales. En declaraciones a AFP, la compañía aseguró estar interesada en "la capacidad de TikTok para integrar el comercio y la publicidad en línea de una manera que beneficie a los creadores y usuarios de otros mercados".

Un día antes, el martes, el director ejecutivo de TikTok, Kevin Mayer, presentó su dimisión tan solo tres meses de ocupar el cargo procedente de la directiva de Disney. Su renuncia, debida a que "el entorno político ha cambiado drásticamente", debilita aún más las posibilidades de que la compañía pueda seguir adelante sin pasar a manos estadounidenses, como exige Trump.