Coronavirus: se amplía la definición de “caso sospechoso”


El Ministerio de Salud de la Nación sumó ayer tres nuevos síntomas para la detección de posibles contagios de coronavirus. Diarrea, vómitos y cefalea (fuerte dolor de cabeza), complementan la lista de patologías que pueden alertar sobre la positividad del virus.

De esta manera, la cartera de Salud aseguró que los nuevos indicios se suman a los 37,5 C° o más de fiebre, dolores de garganta, dificultad para respirar y falta de olfato o gusto. Siempre y cuando no haya un cuadro clínico previo que los justifique, esos son los primeros síntomas de la enfermedad.



El organismo ha remarcado en varias oportunidades que los efectos se presentan de a dos en forma simultánea. Sin embargo, la pérdida de gusto u olfato ya es motivo suficiente para ser catalogado como caso sospechoso. Ante este único síntoma, el protocolo indica un aislamiento de 72 horas para esperar su recuperación.

Además, en esta categoría entran todas aquellas personas que hayan estado en contacto con casos positivos en las últimas dos semanas. Asimismo, todos los que ingresen desde el extranjero o hayan realizado viajes a zonas locales de transmisión comunitaria, también serán considerados como posibles contagiados.

El Ministerio conducido por Ginés González García también señaló que serán considerados sospechosos quienes presenten síntomas y trabajen en instituciones cerradas como residencias de adultos mayores, penitenciarias, instituciones médicas o lugares similares.

La definición también se amplía al personal de las fuerzas de seguridad y a los vecinos de los barrios populares, particularmente aquellos que presenten una marcada aglomeración de residentes.