Un triste final: así se pudre este conejo de peluche gigante




Los peluches suelen ser adorables. Compañeros de niños y adultos, los diseños de animales suelen ser los más populares. Sin embargo, un gigante conejo de peluche hoy tiene un aspecto que dista bastante de la idea tierna y cálida que podría evocar un peluche.

Se trata de un conejo de peluche gigante abandonado. Está pudriéndose arriba de un lindo monte italiano. Originalmente tenía un color rosa, que con el paso del tiempo s esa ido perdiendo. El muñeco tiene 60 metros de largo y se encuentra en un estado deplorable a 1600 metros sobre el nivel de mar. ¿El lugar exacto? El monte Colletto Fava, en la región de Piamonte. Según un artículo de 2005 "The New York Times", se trata de una obra de un grupo vienés de artistas llamado Gelatin.

"HASE" ES EL NOMBRE DEL CONEJO QUE SE ESTÁ PUDRIENDO EN EL CERRO

"Clarin" señala que el conejo fue construido en 2005 por un grupo de cuatro amigos de 30 años, que se habían conocido en 1978 en un campamento de verano. La idea del grupo fue que los visitantes pudieran sentirse como Gulliver y deslizarse sobre él. ¿El nombre del peludo amigo? "Hase", que significa liebre en alemán.


Su relleno es de paja, pero en su interior, tiene grandes tubos de tela con este relleno. Parecen "tripas". "Hicimos moldes de otros animales disecados: osos, pitufos, pingüinos. Pero el conejo era mejor por la forma en la que está tumbado en el suelo. Las orejas planas son un buen lugar donde caminar de forma sencilla sobre él", declaró Ali Janka, uno de los artistas de Gelatin.

"Hase" era blando y suave. Pero su aspecto se tornó tenebroso con el paso de unos años. A medida que la naturaleza era lo suyo, comenzó a pudrirse. Se le empezaron a notar "los interiores" y perdió parte de su color y aspecto adorable. Aunque se esperaba que la escultura biodegradable estuviera en buenas condiciones hasta 2025 (veinte años en total), el conejo ya se había descompuesto casi por completo en 2016.

Todavía se puede visitar, pero su aspecto es horrendo. "Se está pudriendo y los intestinos se están saliendo de su costado, pero es realmente dulce", añadió Janka.