4 trucos para quitar la humedad en casa

Ventilar la casa para evitar humedades

1. Ventilación
Es la principal recomendación que te exponemos. Siempre debes mantener una ventilación correcta en casa, y más aún en aquellas zonas en las que puedas tener problemas de humedad. El aire acondicionado puede ayudarte a mantener sin humedad las zonas de tu casa donde no llegue demasiado aire natural. De todos modos, no abuses de él, es necesario que el aire que respiramos esté algo húmedo para prevenir enfermedades pulmonares, tal y como afirma este informe de la European Lung Foundation, y la congestión nasal.


2. Reconoce las fuentes de humedad
Si encuentras una zona de tu casa en la que la humedad sea demasiado elevada, deberías buscar la causa de este problema. Por lo general, si hay caños rotos o fugas de agua en lugares que no están a la vista, esto se refleja en las paredes; poco a poco, comenzarán a mancharse.

Debes tener en cuenta que si no solucionas estas filtraciones inmediatamente la condición podría agravarse hasta causar inundaciones.

3. Utiliza un deshumidificador
Este electrodoméstico es ideal para regiones lluviosas o frías. En ellas, la humedad suele acumularse con facilidad, ya que no existe la posibilidad de ventilar la casa permanentemente como en otras áreas. Por lo tanto, si deseas quitar la humedad en casa puedes recurrir a ellos para que absorban y drenen la humedad de forma sencilla.

4. Eliminar la humedad con sal
Para hacerlo necesitarás un recipiente plano y un kilo de sal gruesa. Simplemente, coloca la sal en el recipiente y al cabo de uno o dos días habrá absorbido una gran parte de la humedad.

La sal es uno de los elementos con mayor capacidad de absorción. Además de ser muy útil para quitar la humedad en casa, también puede servir para eliminar manchas en la ropa. En el momento en el que notes que la sal está muy mojada o incluso si se ha puesto de color negra, será hora de renovarla.
Leer más